Tu piel es Normal, es una piel equilibrada, nos referimos a la piel que no es ni demasiado grasa ni demasiado seca. Los poros finos, síntoma de que hay una buena circulación sanguínea, textura suave y lisa, no hay  impurezas, y no se irrita con facilidad.

Aunque la piel no muestre síntoma de grasa o sequedad, hay que cuidarla con los productos adecuados para evitar un desajuste que derive en exceso de grasa o en irritación, sobre todo porque con el paso de los años la piel normal dejará de tener la hidratación adecuada y perderá elasticidad como resultado del envejecimiento natural. Por ese motivo, las pieles normales también necesitan hidratación y protección.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?